Once Upon a Colour…

… o la forma en que Sancal colorea su mundo.

Amor, humor, color… son los ingredientes de la receta de Sancal para todo lo que emprende. Un manifiesto público de su carácter extrovertido y afable, valores y forma de entender la vida.

Once Upon a Colour… es mucho más que la inauguración de sus recién ampliadas instalaciones. Es una auténtica experiencia creada por la firma para que sus invitados, venidos de las más variadas latitudes, pudieran conocerla desde su más entrañable y alegre interior.

El punto de encuentro en Habitat Valencia se transformó en una incolora antesala de lo que estaba por venir. Una monitora de yoga instruía a sus fascinados oyentes, invitándoles a dejar su mente en blanco antes de emprender su viaje hasta Yecla, mientras ponían en práctica distinta asanas.

Reunidos en tres grupos (amarillo, rojo y azul), clientes, colaboradores, prensa y diseñadores, acompañados por guías de la firma, participaron en un tour artístico e inspiracional por los edificios que albergan los diferentes procesos de producción.

La primera parada era la Roja, en la que la pasión de las esmeradas cosedoras recibió a los convidados en la sección del corte y confección. Allí descubrieron el imponente mural de Agostino Iacurci dedicado al oficio de tejer, además de degustar productos de la tierra al corte.

El segundo alto en el camino fue de color Amarillo y permitió a los grupos conocer los procesos de pegado y tapizado, los cuales sorprendieron por su carácter manual. Entre espumas y estructuras, una degustación de texturas y sabores deleitaron a los presentes. Y hay quien se animó a “soplar” las velas del mural conmemorativo del 40 cumpleaños de Sancal, trazado Ricardo Cavolo en 2014.

Tras recorrer las secciones de mueble auxiliar y lacado, la performance en la parada Azul salpicó sigilosamente a sus atentos espectadores con un sugerente baño de luz azul mientras se escuchaba un envolvente audio con las palabras Be water my friend… En esta parte del recorrido también pudieron conocer el mural “40 caras, 40 años” que el artista Zosen plasmó en uno de sus muros también en 2014.

Durante el trayecto, inspiradores y enigmáticos lemas proyectados por la tipografista Marial_Soy se leían en las paredes… El último de ellos, Love is in the air, daba la bienvenida al recién estrenado showroom y se convertía el lema de la noche.

Un taller de serigrafía para estampar un corazón sobre un enamoradizo paño ponía el punto y final al recorrido por la empresa, además de servir como recuerdo de la visita y dar paso a un sarao lleno de risas, música y color.

Al empezar la cena, unos coloridos maniquíes humanos, que descansaban entre el mobiliario expuesto en el showroom, cobraron vida al ritmo de la pegadiza melodía Love is in the air y acompañaron a los asistentes hasta la nueva terraza donde les esperaban suculentas delicatessen y platos típicos de la zona. Entre risas y animadas charlas, los invitados más osados colorearon su piel con efímeros tattoos de los letterings de la ya mencionada Marial_Soy.

Por último, el muelle de carga, que el artista Seikon ha transformado en una obra de arte callejera, se convirtió en un improvisado escenario en el que grupo yeclano Parade abrió la pista de baile con un concierto en directo. Un animado Dj continuó con una selección de conocidos temas hasta dejar exhaustos a los últimos en cerrar la fiesta.

Aquí puedes ver más fotos.

¡Quiero suscribirme!

Créditos

Diseño gráfico por Estudio Sancal.
Diseño y desarrollo web por Sixtudio.
Graphic design por Estudio Sancal.
Web design and development bÿ Sixtudio.

///