¡Arriba el color, abajo la monotonía!

¡Ven a verlo!

Cuando nos planteamos celebrar el 40 cumpleaños de Sancal, la primera idea que nos vino a la mente fue hacer una gran fiesta. Pero como hacemos con todas nuestras ideas, la dejamos dormir unos días. Tras la siesta nos dimos cuenta de que una fiesta es algo tan frívolo como poco original y además tan efímero que su huella se desvanecería en un abrir y cerrar de ojos.

Es por esto que volvimos a pensar en otras maneras de celebrar semejante efeméride. Nos acordamos de las personas que se hacen “retoques” pasados los 40 y, aunque no es nuestra filosofía porque apreciamos las huellas del paso del tiempo, sí nos pareció que intervenir unas instalaciones ya maduras, que día tras días acogen a más de 70 personas y ven cómo se editan de principio a fin nuestros productos, era una idea mucho más estimulante.

A partir de ese momento, el objetivo ha sido generar un inspirador tour con la principal misión de comunicar al visitante que el diseño y el arte ocupan un lugar central en la empresa. Los murales, los design spot, los pasillos, la cartelería y los renovados comedores amenizan las horas de trabajo e impregnan con nuestra filosofía a productos y plantilla.

Tras 5 intensos meses de trabajo por fin estamos en disposición de compartir el resultado. En Sancal ya lo estamos disfrutando, así que ya es hora de que vosotros también lo disfrutéis.

La señalética.

 

Además de los murales, que sin duda alguna amenizan e iluminan las plantas de producción, era necesario establecer un recorrido sugerente para disfrutar del tour.

Así nació la necesidad de redefinir y remarcar los pasillos. Para ello diseñamos un colorido y geométrico estampado en el que el protagonismo de uno u otro color nos avisa de la zona por la que transitamos. Cinta blanca de 10 centímetros de grosor delimita el perímetro de los pasillos en los que rombos, círculos, cuadrados y rectángulos campan a sus anchas, evidenciando una intencionada anarquía. Colores puros e intensos como el rojo, el amarillo y el azul se entremezclan con tonos pastel para equilibrar los estados de ánimo.

La idea de un recorrido alternativo se refuerza también desde el techo, gracias a unos móviles colgantes creados ad hoc a partir de círculos y cuadrados de idéntico colorido. Otro ingrediente culmina esta gráfica y su mensaje. Imágenes típicas de nuestra cultura, como el jamón y la siesta, se entremezclan con referencias más modernas, como Drácula y el tofu, y con otras más surrealistas, como la pechuga de pollo y la vaselina. Inspirada en los calendarios de santos y de señoras ligeras de ropa tan habituales en las fábricas y talleres de este lado del Mediterráneo, la propuesta reivindica esta tradición y se ríe con ella al mismo tiempo. En un intento por aunar lo culto y lo popular, hemos conservado algunos iconos ya clásicos como las motos, los cantantes de moda o las mujeres sensuales y los hacemos convivir con referentes mucho más contempérenos.

En definitiva, la señalética cumple una doble función: nos recuerda dónde estamos al tiempo que muestra cuáles son nuestras pasiones. Caminamos entre el amor y el odio de forma azarosa y pasamos de un extremo al otro con facilidad porque nuestro carácter es impulsivo e impetuoso.

 

 

Design Spots

Toda esta lluvia de ideas nos trajo la loca a la vez que práctica propuesta de exponer el mobiliario en su hábitat natural, dándole un plus de significado. A través de cuatro mini-showrooms, las visitas podrán apreciar las últimas novedades del catálogo y observar cómo transcurre el proceso productivo.

Cada uno de estos puntos de diseño está ubicado en una sección de producción diferente con la intención de que la visita sea lo más didáctica posible. Las tarimas sobre las que se expone el producto son sencillamente blancas, como una hoja de papel, para abstraer por un momento al visitante del entorno industrial. La ambientación es muy simple, pero con pequeños toques que evitan que el producto se funda con medio que le rodea.

Los comedores.

Y como guinda para tan sazonado pastel, los comedores se transforman también en un espacio expositivo más, con el valor añadido de mostrar el producto en una situación real.

Hemos permitido que el colorido de los pasillos y los carteles flotantes conquiste el mobiliario y transforme un espacio frío y anodino, que hasta ahora solo era una zona de descanso, en un lugar de inspiración.

 

¡Quiero suscribirme!

Créditos

Diseño gráfico por Estudio Sancal.
Diseño y desarrollo web por Sixtudio.
Graphic design por Estudio Sancal.
Web design and development bÿ Sixtudio.

///