Restaurantes que cuentan historias

Claves para crear restaurantes con encanto

En las citas gastronómicas cada vez tiene más peso el diseño comercial del entorno dónde sucede todo: desde reuniones de negocio, a animados debates con amigos y primeras citas románticas.

El interiorismo en restauración se está convirtiendo en un potente transmisor de emociones: entornos en los que vivir experiencias multisensoriales como extensión del menú.

El objetivo es que los comensales disfruten en estos espacios gastronómicos con los 5 sentidos. Y si es así, es más seguro que repitan y recomienden ese local de moda en el que se han degustado sus platos y se han sentido cómodos en todo momento.

En Sancal no tenemos la “receta” perfecta para el diseño interior de restaurantes, pero sí podemos proponerte algunos de los ingredientes necesarios para crear espacios gastronómicos tan originales como únicos.

 

Maridaje conceptual

Crear vínculos conceptuales entre el tipo de cocina que se elabora y el espacio en el que se degusta ha de entenderse como el punto de partida a la hora de abordar estos ambiciosos proyectos de interiorismo. Contar una historia a través de elementos decorativos es todo un reto en el que la selección de materiales y colores tiene mucho que aportar.

Restaurante Kaikaya por Masquespacio. Fotografía de Luis Beltrán.

La atmósfera ecléctica y tropical de Kaikaya por Masquespacio define con precisión la cocina fusión japonesa-brasileña que allí se elabora, cuyo origen se remonta a la migración desde Japón a las plantaciones de café brasileña.

El exotismo y la delicadeza de ambos países se funden gracias a los contrastes entre los materiales elegidos y la paleta de colores. El color verde del tejido elegido para las butacas Tonella nos recuerda a las vastas extensiones de este cultivo en Brasil.

Todos los espacios cuentan.

Para una experiencia extraordinaria, las distintas estancias que conforman los restaurantes tienen que estar diferenciadas, si bien el diseño de sus interiores debe proyectarse de una manera coherente y fluida. Zonas de espera, el comedor, incluso los baños deben estar bien definidos y delimitados para cumplir su función, cuidando todos los detalles por pequeños que sean.

Pizzería Piur por Masquespacio. Fotografía de Luis Beltrán.
Pizzería Piur por Masquespacio. Fotografía de Luis Beltrán.

Otro proyecto de Masquespacio es pizzería Piur, un homenaje al edificio modernista del Mercado Central de Valencia. Su fachada inspira los distintos escenarios en los que los usuarios pueden gozar desde una cena intima en pareja hasta una comida relajada en familia.

La zona del bar está delimitada por una “alfombra” de azulejos de barro en color rojo, el mismo color que se ha seleccionado para el tapizado de los taburetes Magnum. En el comedor la paleta se suaviza al combinar materiales naturales, como las paredes de listones de madera, con los dos acabados de tapizado para las sillas, también el modelo Magnum del estudio valenciano estudi{H}ac.

Xanverí by César Anca de estudi{H}ac. Fotografía de Germán Cabo.
Xanverí by César Anca de estudi{H}ac. Fotografía de Germán Cabo.

Xanverí by César Anca trasciende las fronteras del restaurante y se convierte en una experiencia que fusiona tradición y gastronomía, así como la serenidad del mar Mediterráneo y el punto castizo del barrio madrileño. El proyecto sigue un patrón que ordena el espacio y dota de elegancia y calma a las zonas creadas por estudi{H}ac.

A pesar de la disparidad de materiales, tejidos y colores empleados para dotar de entidad propia la entrada, la barra de bar o el comedor, la coherencia del proyecto es palpable en cada rincón. Las sillas Magnum con un estampado marino junto con los taburetes y butacas de la misma familia son las piezas que Sancal ha aportado a este singular proyecto.

 

Sentados para disfrutar

La elección del mobiliario para restaurantes, sobre todo de los asientos y su confort, es una de las claves para que los comensales disfruten de las creaciones culinarias. Así como debe integrarse estéticamente en el interiorismo.

El tapizado también debe ser una elección meditada, no sólo por el color y textura, sino porque deben ser tejidos de tacto agradable y fácil mantenimiento.

Y no sólo nos referimos a las sillas, sino también a los sofás y butacas de zonas de espera o los taburetes de la barra del bar.

Restaurante La Consentida con Global Asento.
Restaurante La Consentida con Global Asento.

Esperar a que tu mesa esté libre, mientras se disfruta de un cóctel forma parte de la experiencia. El sofá Sumo de Yonoh ofrece confort, además de ser una pieza chic si lo que se busca es crear un espacio sofisticado como en La Consentida.

Omar's place por Sella Concept. Fotografía de Nicholas Worley.

Omar’s Place de Sella Concept es un lugar animado y acogedor que combina una cocina de tapas y un bar de cócteles. El Mediterráneo inspira tanto su carta como los colores de su atardecer están presentes en la paleta cromática elegida. Un ambiente relajado y agradable en el que butacas Tonella ofrecen una sentada informal, adecuada al concepto del local.

 

Para los grandes comedores, en las que las comidas se alargan con distendidas sobremesas, el confort de las sillas es prioritario. Éstas deben ser fuertes y firmes en su estructura, para garantizar su durabilidad en el uso, sin olvidar su estética.

Xanverí by César Anca de estudi{H}ac. Fotografía de Germán Cabo.
Restaurante Ladón de estudi{H}ac. Fotografía de Adrián Mora Maroto.
Pizzería Piur por Masquespacio. Fotografía de Luis Beltrán.

La silla Magnum estudi{H}ac de es un claro ejemplo de versatilidad, elegancia y firmeza. Las tres opciones de patas disponibles ofrecen un plus de personalización para proyectos muy dispares.

 

Brillar con luz propia

La iluminación también forma parte de esa experiencia multisensorial pues crear espacios donde la iluminación es muy intensa o muy tenue puede tener efectos contrarios a los deseados.

No todos los locales pueden disfrutar de la luz natural que ofrecen grandes ventanales durante el día, como los de la cafetería restaurante Sight. Coffe & Dine en San Petersburgo. Un local que se encuentra en un edificio histórico de la ciudad rusa y que fue proyectado por el estudio FORM con propósito de crear un ambiente natural y relajado, gracias a una su suave paleta de colores. Las Silla40 complementan el espacio con su estética retro.

Sight. Coffee and Dine por FORM estudio. Fotografía de Dmitriy Tsyrenshchikov.

La iluminación artificial debe estar muy bien planificada, combinando luces indirectas con otro tipo de lámparas decorativas. Para el restaurante diseñado por el atelier de Jose Manuel Ferrero, se creó una composición de luminarias que simbolizan la cola del dragón Ladón, mito que inspira y da nombre a este restaurante en Tenerife.

Restaurante Ladón de estudi{H}ac. Fotografía de Adrián Mora Maroto.
Acústica

Otro elemento clave para ayudar a que un espacio sea agradable es conseguir una acústica que permita amortiguar los “ruidos” y facilitar la intimidad de las mesas y la privacidad de las conversaciones. La elección de materiales para revestir paredes debe planificarse desde el inicio, además de contemplar otros elementos que minimicen reverberaciones molestas y que, además, puedan aportar un toque estético: cúpulas acústicas, paneles fonoabsorbentes, etc.

La Enoteca Nostrana de Portland dispuso varios paneles acústicos Beetle en la pared principal del local, creando una composición tan estética como artística, a la vez que ayuda a resolver el incómodo problema del ruido ambiente.

Enoteca Nostrana. Fotografía de John Valls.

Si quieres recibir otros artículos de este estilo o sobre nuestras novedades, regístrate en nuestro newsletter mensual, «Sabías que…»

¡Quiero suscribirme!

Créditos

Diseño gráfico por Estudio Sancal.
Diseño y desarrollo web por Sixtudio.
Graphic design por Estudio Sancal.
Web design and development bÿ Sixtudio.

///